¿Cómo debemos cuidar nuestra alma y espíritu?